Saeta del día

Para el 2016,
os invito, en todo momento y lugar, a ser conscientes de nuestra dimensión Trascendente, evitando errores en la vida secreta y en la pública, cuando estamos solos o cuando estamos en compañía.
Os invito a comer poco y a hablar poco;
a frenar la carrera diaria de errores y a dejar de ser rebeldes;
a ayunar varias veces al año;
a orar desde vuestro núcleo durante las noches;
a dar la espalda a las exigencias del pequeño yo, el ego;
a tomar los problemas de la gente como si fuera una carga propia y a esforzarse por poneros en el lugar de los demás;
a renunciar a hablar con personas que poseen intelectos pequeños y que tienen mala intención.
Os invito a buscar la amistad de las personas puras, a hablar con ellas y a usarlas como modelo.
“El mejor de entre los seres humanos es aquel que hace el bien a los seres humanos”, y la mejor de las palabras es la que no busca llamar la atención que sale del corazón y cuya intención es comprensible.

J.Mª F.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *