Saeta del día

El bienestar proviene de saber quiénes somos en realidad. Y para saber quiénes somos, debemos saber primero quiénes creemos ser y qué nos impulsa a sentir y a actuar de acuerdo a este falsa identidad. Os aseguro que un solo momento de clara consciencia de lo que creemos ser pero que no somos, pone fin al engaño en el que la mayoría vive toda su existencia. Solo entonces podemos empezar a amar de verdad.  J.Mª F.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *