Saeta del día

Asumir compromisos con consciencia de nuestras palabras e intenciones nos conduce a reconocer nuestros límites, miedos y carencias. Este es el motivo por el que las personas maduramos cada vez que tomamos una decisión y, con ella, el compromiso de asumir lo que conlleva.
Y uno de los primeros compromisos que toda persona debe asumir para madurar es hacer las cosas por sí mismas, sin esperar premios ni castigos. Caminar esperando el premio y la zanahoria tras cada paso, o detenerse por miedo al palo y al castigo es una manera de actuar infantil, absurda y estéril.
Haz las cosas por sí mismas, que cada uno de tus actos sea un acto puro o, por lo menos, esfuérzate para cada día estés más cerca de este modelo. J.Mª F.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *