Saeta del día

Hay noches que llego a casa cansado como un burro y lo único que me salva es recordar que mañana saldrá de nuevo el sol. 

Josep Mª Fericgla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *