Saeta del día

Cuando los gobernantes imponen leyes injustas, la obligación del pueblo es no obedecer. Aunque solo sea por amor propio.

Josep Mª Fericgla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *