Saeta del día

SAETA DEL DÍA

«Una rana había vivido siempre en un mísero y estrecho pozo. Ahí había nacido y ahí moriría. Cerca, pasó otra rana que había vivido cerca del mar. Tropezó y se cayó en el pozo. 


–¿De dónde vienes? -preguntó la rana del pozo. 


–Del mar. 


–¿Es grande el mar? 


–Extraordinariamente grande, inmenso, sin límites… 


La rana del pozo se quedó unos momentos pensativa y luego preguntó de nuevo: 


–¿Es el mar tan grande como mi pozo? 


–¡Cómo puedes comparar tu pozo con el mar! Te digo que el mar es excepcionalmente grande, descomunal, indescriptible, no se pueden ni ver los límites. 


Y la rana del pozo, fuera de sí por la ira, gritó: 


–¡Mentira! ¡No puede haber nada más grande que mi pozo! Eres una mentirosa y ahora mismo te largas de aquí.»

Josep Mª Fericgla

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *