Saeta del día

SAETA DEL DÍA «Los humanos solo podemos elegir entre dos caminos: retroceder o avanzar. Tengo la firme esperanza de que escogerás la segunda opción, y tengo fe en que puedes transformarte porque nace de mi propia experiencia, de haber sido capaz de hacerlo. Pero no tengas prisas, nada digno de ser tomado en serio puede llevarse a…

Saeta del día

SAETA DEL DÍA «La naturaleza del ser humano ordinario es el olvidar. Promete algo, al minuto lo olvida y ya no cumple lo prometido. Esforzarnos por cumplir lo que prometemos nos hace mejorar cada día.» Josep Mª Fericgla

Saeta del día

SAETA DEL DÍA «Abre un cauce de confianza inquebrantable en ti.» Josep Mª Fericgla

Saeta del día

SAETA DEL DÍA «Tomar enteógenos o buscar experiencias trascendentes es como saltar en vida. Al brincar se adelanta, se puede saltar si se sabe como hacerlo bien, pero uno no puede pasar la vida saltando. Lo importante es recorrer bien el camino del día a día.» Josep Mª Fericgla

Saeta del día

SAETA DEL DÍA «Los que no encajan en el mundo están más cerca de encontrarse a sí mismos. Los que encajan en el mundo nunca se encontrarán, pero pueden dedicarse a la política y hasta llegar a ser ministros.» Josep Mª Fericgla

Saeta del día

SAETA DEL DÍA «Solo el que puede velar por el bien de los demás, merece su propio bien.» Josep Mª Fericgla

Mi clínica para la esbeltez

MI CLíNICA PARA LA ESBELTEZ Hace años, cuando aún tenía la cabeza densamente poblada de cabello oscuro y en la barba no brillaba ni una sola cana, fundé una empresa. La empresa se llamaba «Slender you», “Adelgázate” o, más literalmente, “esbeltéate”, es decir, conquista la esbeltez, la de tu cuerpo, ahí nadie hablaba del alma….

Saeta del día

Cuanto más sube el mono, más se le ve el rabo. Josep Mª Fericgla

Saeta del día

Estamos en época de diversas elecciones. Bien, pero recordemos que la ley de la mayoría no cuenta en materia de consciencia. Josep Mª Fericgla

Saeta del día

Los bloqueos y las tensiones internas te hacen agresivo y te crean dificultades, trata de disolverlas. Josep Mª Fericgla