Artículo

CÓMO MINIMIZAR LOS EFECTOS TÓXICOS TRAS LA INOCULACIÓN DE «LA VACUNA»  

Dr. Josep Mª Fericgla

La crisis sanitaria mundial declarada a principios de 2020 con la aparición y propagación del SARS-CoV-2, nos ha colocado frente a decisiones difíciles de tomar referidas a nuestra salud y a la de nuestros seres queridos. La información que nos llega es contradictoria, sesgada y, a menudo, ha sido incluso censurada lo que complica aún más la toma de decisiones sensatas, objetivas, maduras y desapasionadas. Hay una excesiva emocionalidad —probablemente buscada— en todo lo que envuelve el tema de la pandemia, y esto es un factor peligroso por irracional que genera sociedades fáciles de manipular.

En este sentido y a día de hoy, las cuestiones fundamentales que se plantean pueden concretarse en: determinar las posibles medidas preventivas, describir los tratamientos adecuados para las personas sintomáticas, cómo tratar las secuelas de la infección o intoxicación (COVID-leve, COVID-largo), cómo y en base a qué decidir si acepto vacunarme o no, cómo prevenir los posibles efectos tóxicos de las vacunas tanto para los vacunados como para los no vacunados en presencia de los vacunados.

A continuación, y sin ser médico, ni biólogo, os ofrezco algunos datos y reflexiones inspiradas a partir de un artículo del Dr. Jacques Mabit (difundido por internet con fecha de 25 julio 2021). No todas las citas que aparecen a lo largo del texto tienen una validez incontestable en el sentido de haber sido exhaustivamente contrastadas, pero tampoco se trata de meras elucubraciones fantasiosas.

Los efectos de las inyecciones génicas anti-covid —mal llamadas vacunas— son impredecibles a corto, a medio y menos aun a largo plazo. No obstante, todos sabemos que las tremendas presiones políticas y sociales están llevando a algunas personas que, en principio se oponen, a aceptar la inoculación de esas misteriosas pócimas farmacéuticas de las cuales se desconoce la composición exacta por mucho que uno indague.Para estas personas, algunas sugerencias prácticas:

  1. En primer lugar, hay que pensar detenidamente en los posibles inconvenientes de estas inyecciones, en especial a largo plazo. Se trata de efectos completamente desconocidos que pueden afectar al sistema nervioso, circulatorio, reproductivo e inmunológico, como mínimo. Estos efectos pueden aparecer semanas, meses o incluso años después de la inoculación. Entonces ya no será posible aplicar ningún remedio y es más que probable que ni las compañías de seguros ni los laboratorios que los fabrican vayan a cubrir las consecuencias médicas o de otro tipo —pérdida del trabajo, invalidez, infertilidad, etc.— o incluso la muerte —seguros de vida y demás—. Cabe recordar que EudraVigilance, el sistema de recopilación de datos sobre los efectos secundarios de las vacunaspara la Unión Europea, el 10 de julio de 2021 informó de 18.125 muertes directamente atribuibles a la vacuna y 1.8 millones de efectos secundarios, de los cuales el 50% son graves ([1]). Lo mismo registra VAERS, la agencia equivalente en Estados Unidos ([2],[3]). Los estudios relacionados con este sistema de recopilación voluntaria de datos indican que, en realidad, alrededor del 10% o menos de los casos se recopilan de esta manera[4], lo que implica que estas cifras podrían ser hasta 10 veces más altas. Conclusión: el riesgo está lejos de ser insignificante.
  2. A partir de su experiencia clínica en Perú, el Dr. J. Mabit ha observado alteraciones en el cuerpo energético de las personas vacunadas incluyendo, en algunos casos, una clara alteración de su estado psíquico: sensación de rareza, extrañeza, inconsistencias, problemas de memoria, falta de concentración, cambios de humor, insomnio, etc.
  3. Sorprendentemente, los laboratorios que producen estas vacunas no garantizan la protección contra el covid-19ni contra sus variantes y, en este sentido, las cifras son elocuentes en los países más vacunados. Así, por ejemplo, Israel contabiliza un 40 a 60% de nuevos casos de personas infectadas entre las que ya han sido vacunadas ([5]). Cifras parecidas se ven en Inglaterra, Malta, EE. UU.([6],[7],[8]).Por otro lado, con la vacuna tampoco se elimina la posibilidad de transmitir el covid, con lo que se ofrece una protección claramente ilusoria de las personas cercanas ([9]), a la vez que la reducción absoluta del riesgo de reinfectarse es solo de alrededor del 1%. Es decir, solo 1 persona queda realmente protegida por cada 100 vacunados ([10]). Todo ello significa que las llamadas «medidas de protección», tales como las mascarillas, distanciamiento social, confinamiento y demás, pueden seguir siendo obligatorias tanto para personas vacunadas como no vacunadas.
  4. La hipotética duración de la supuesta protección que ofrecen dichas vacunas es de entre 6 y 8 meses. En el futuro se deberán programar periódicamente otras vacunaciones, tal vez cada seis meses. Pfizer ya ha solicitado y se da por hecho que inocularán una tercera dosis. Por tanto, la «libertad prometida» corre el riesgo de ser otra mera ilusoria y lo que puede ocurrir es que una primera sumisión conduzca automáticamente a las siguientes.
  5. La vacunación no tiene el menor sentido en personas que ya han sufrido una infección por covid-19 y han sanado, o que han dado positivo, ya que están dotadas de una inmunidad natural duradera que cubre automáticamente las mutaciones de las variantes que afectan solo al 0,3% del genoma del virus. La vacuna incluso puede provocar reacciones adversas y violentas a través del mecanismo ADE —amplificación de la infección dependiente de anticuerpos— ([11],[12]).
  6. La libertad real implica resistirnos a unas medidas que son irracionales e insostenibles en el plano sanitario, e indecentes en el plano de los derechos humanos. Recordemos que lo que se entrega ya no se puede recuperar. ¿Sacrificar la libertad o conservarla? Este es el tema, sabiendo que tal vez habrá que sacrificar otros beneficios menores —viajes, cines, restaurantes…— dependiendo de las promesas de nuestros gobernantes que han demostrado repetidamente su extrema capacidad para mentir y tomar decisiones contradictorias
  7. La inyección de tales vacunas está totalmente desaconsejada para personas con antecedentes de alergias y en particular shock anafiláctico. Si este es tu caso, solicita un certificado y una exención a tu médico de cabecera.
  8. La inyección también está totalmente desaconsejada para personas con epilepsia. Si este es tu caso, solicita un certificado y una exención a tu médico de cabecera.
  9. En el caso de que, a pesar de todo lo anterior y por el motivo que sea, decidas vacunarte, a continuación siguen algunas medidas sencillas para revertir los efectos secundarios de las inyecciones haciéndolo inmediatamente después de la vacunación.

En el caso de que la vacunación ya se haya realizado, consulta el artículo citado en la nota [13]o consulta las recomendaciones de productos homeopáticos indicados por especialistas.

 

USO DE ARCILLA MEDICINAL Y CARBÓN ACTIVADO

  1. Preparar un parche de arcilla medicinal (disponible en farmacias y tiendas de productos naturales) y aplicarlo en el lugar de la inyección lo antes posible después de la inyección. Si se aplica dos horas o más después de la inyección, el parche pierde su eficacia. La arcilla así usada absorberá gran parte del material inyectado. Hay que dejar el parche pegado a la piel durante aproximadamente una hora antes de quitarlo.
  2. Ingerir 1 cucharada de arcilla medicinal disuelta en un vaso de agua dos veces al día durante una semana. Esto ayudará a eliminar las toxinas que hayan pasado al cuerpo a pesar del parche.
  3. Después del parche de arcilla, la arcilla medicinal a ingerir diariamente se puede sustituir por 4 cápsulas al día (2 x 2) de carbón activado (disponible en farmacias y tiendas de productos naturales).

 

No obstante, mi sensación es la de que esta oleada de miedo y de irracionalidad acabará pasando, como sucede con todo lo que depende de los lábiles y manipulables impulsos emocionales, y que regresará cierta calma en la que la mayoría de prohibiciones y obligaciones actuales se irán disolviendo. El tema es cómo aguantar hasta entonces, hasta que pase esta ola y tratar de que las pérdidas de libertad sean las mínimas.

La invitación es de la siempre, mantener la calma y cierta y saludable distancia para ver las cosas con la mayor ecuanimidad y sensatez posibles.

Sin más por ahora.

J.MªF.
Can Benet Vives
3 de agosto de 2021

 

——————————————————

[1] «Debemos aceptar 4 muertes y 16 efectos secundarios graves para salvar de 2 a 11 personas cada 100.000 vacunas»afirma el Instituto de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario IHU de Marsella, Francia: http://www.brujitafr.fr/2021/07/vaccination-effrayant.les-1er-travaux-sur-le-benefice/risque-par-l-ihu.html

[2] Nuestra vida es un infierno después de la vacuna: https://www.fawkes-news.com/2021/07/notre-vie-est-un-enfer-depuis-le-vaccin.htm

[3] Miles de víctimas de la ‘vacuna’ COVID-19 en EE. UU. buscan ayuda: https://m.thebl.tv/us-news/thousands-of-covid-19-vaccine-victims-in-the-us-are-pleading-for-help.html

https://www.vaxlonghaulers.com/

[4] Por cada tres muertes evitadas por la vacunación, debemos aceptar dos infligidas por la vacunación: https://pgibertie.com/2021/06/25/urgent-pour-trois-deces-evites-par-la-vaccination-nous-devons-en-accepter-deux-infliges-par-la-vaccinationdonnees-certifiees/

[5] https://www.lci.fr/sante/40-des-nouveaux-contamines-sont-vaccines-en-israel-des-failles-dans-le-pfizer-2189697.html

[6] https://lecourrier-du-soir.com/covid-lincroyable-revelation-de-sante-publique-angleterre-les-personnes-vaccinees-meurent-plus-que-les-non-vaccinees/

[7] Las infecciones disminuyen entre los no vacunados mientras aumentan entre los vacunados: https://mirastnews.net/2021/07/13/le-representant-de-moderna-admet-que-tout-le-monde-fait-partie-dune-enorme-experience/

[8] Dos veces más personas han muerto por las vacunas Covid-19 en 6 meses de cuantas personas han muerto por Covid-19 en 15 meses (Reino Unido): https://numidia-liberum.blogspot.com/2021/07/les-donnees-officielles-montrent-deux.html

[9] Reino Unido, Israel, Malta, Estados Unidos. Las vacunas Covid-19 no funcionan: https://numidia-liberum.blogspot.com/2021/07/gb-israel-malte-usa-les-vaccins-covid.html

[10] COVID-19 vaccine efficacy and effectiveness – the elephant (not) in the room: https://www.thelancet.com/journals/lanmic/article/PIIS2666-5247(21)00069-0/fulltext

[11] Antibody-dependent enhancement and SARS-CoV-2 vaccines and therapies: https://www.nature.com/articles/s41564-020-00789-5

[12] ¿El fracaso de la vacunación de los ancianos y de las personas frágiles? Cuidado con los anticuerpos facilitadores: https://pgibertie.com/2021/06/23/lechec-de-la-vaccination-des-plus-ages-et-des-personnes-fragiles-attention-aux-anticorps-facilitants/

[13] Usos empíricos del tabaco para prevenir y reducir los efectos tóxicos del COVID-19, de las vacunas y secuelas de intoxicación. https://takiwasi.com/docs/arti_esp/usos-empiricos-del-tabaco-para-prevenir-y-reducir-los-efectos-toxicos-del-covid.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *